APLICACIONES

Mantos permanentes: Soporte permanente para revegetalización

El manto Terratrac TRM cuenta con espesor y vacíos adecuados para el alojamiento de semillas y de material orgánico necesario para la germinación y el crecimiento de la vegetación, además proporciona una estructura de refuerzo de raíces y tallos de la vegetación madura. Este proceso se divide en tres fases:

  • Fase 1 Suelo sin vegetación

Con el uso del manto Terratrac TRM se aporta protección inmediata aumentando el esfuerzo cortante permisible del conjunto manto-suelo y se protege el suelo orgánico y las semillas necesarias para el crecimiento de vegetación.

  • Fase 2 Establecimiento de la vegetación

La vegetación nueva que se encuentra en proceso de establecimiento con raíces y tallos débiles es susceptible a ser removida por los esfuerzos cortantes ejercidos sobre esta. El manto proporciona un soporte estructural y un medio con las condiciones favorables para el desarrollo y sostenimiento de estas plantas jóvenes.

  • Fase 3 (Refuerzo de vegetación madura)

La vegetación madura ya establecida, en ocasiones no es capaz por si sola de soportar los esfuerzos cortantes sobre la superficie por lo cual se desprotege el suelo y se inicia la erosión. El manto Terratrac TRM aporta una estructura de anclaje y refuerzo para la vegetación en las raíces y tallos asegurando que el suelo mantenga una vegetación reforzada capaz de soportar altos esfuerzos cortantes sin permitir la erosión.